Rakel, Jineth Bedoya y todos los colaboradores se unieron para celebrar junto a los estudiantes de las dos sedes. 

En el segundo semestre de este año y con propósito de la celebración de los 2 años ininterrumpidos de funcionamiento de Música para La Paz se reunieron varios colaboradores, artistas, periodistas, entre otros, a la iniciativa de Rakel (Fundadora) para visitar las distintas sedes y compartir el progreso de los estudiantes.

Es por esto que a la sede de Uveros en San Juan de Urabá la acompañaron la periodista y directora de la campaña ‘No Es Hora De Callar’ Jineth Bedoya, quién realizó un taller de apoyo y conocimiento de los derechos de la mujer que beneficio a las madres de la comunidad; el artista Claudio Tolousse quien realizó un taller de guitarra y composición; y una diseñadora textil quién capacito a las mujeres en un taller de emprendimiento con productos de la zona creando conciencia sobre la protección del planeta.

En esta visita, los estudiantes recibieron varios talleres de diferentes instrumentos musicales y junto a Rakel escribieron una canción para generar conciencia de la NO violencia contra la mujer, está composición se creo con la base melódica del reggaetón enfatizando en la importancia del lenguaje.

Con esta visita creció aún más el compromiso que MPLP tiene con los estudiantes, sus familias y la comunidad, ya que el enfoque es lograr unión para continuar creciendo como agentes de cambio en nuestra sociedad.

Rakel también estuvo en la sede de Valparaíso, donde compartió con todos los niños de la comunidad Emberá algunas clases de composición y guitarra, dando así la apertura a una nueva composición para generar conciencia a la protección del planeta, ya que todos estamos conectados con la naturaleza y la estamos destruyendo; está nueva canción conjuga los dos idiomas (Emebrá/Español) y una improvisación de rap realizada por el grupo Linaje Originarios.

En está sede la fundadora de Música para La Paz estuvo acompañada por Alejandro Vásquez Mejía director de la filarmónica de Santuario, quién realizó el primer taller de acercamiento a las cuerdas frotadas ya que está sede recibió un un Violín como donación, también estuvo Carolina Uribe realizando un taller artesanal y todos los colaboradores que dictaron diferentes clases de música como piano, guitarra, entre otros.

Finalizando está visita, los niños recibieron las donaciones de guitarras que hicieron a Música para La Paz  y las cuales están pintadas especialmente para los estudiantes de la sede.

Share This